Acabado de lujo para una Sony RX100.

Stellar-II-logo-on-black_revela2estudioSí, la nueva Hasselblad Stellar II es una Sony RX100 MK II tuneada, o luxury tuning, si prefieres llamarlo así. La verdad es que el titular obedece más a la constatación de la realidad que a una crítica pero la verdad es esa, aunque el fabricante intente no dar muchas pistas; la Stellar es una excelente cámara japonesa, ni siquiera en su versión actualizada, que ha pasado por un taller de diseño italiano (ya sabemos que son los maestros) para salir vestida con una carrocería de lujo, a la altura del renombrado fabricante sueco.

He tenido la oportunidad de trabajar con respaldos Hassel, analógicos y digitales, y realmente es una de las más satisfactorias experiencias que un fotógrafo puede tener, en lo que a uso y calidad de equipo fotográfico se refiere. Si lo has probado, sabrás que trabajar con respaldo de formato medio te obliga, por lo menos en mi caso, a reflexionar sobre lo que estás haciendo, a pensar en profundidad sobre que tipo de fotografía quieres hacer y como la vas a preparar, confiere sentido de la pausa, evita la precipitación y potencia extraordinariamente el aprender a mirar, el disparar poco y observar mucho. Independientemente de la calidad y otras cuestiones técnicas, esas sensaciones son parte una parte primordial de disparar con una cámara de medio formato. Esas impresiones me cuesta mucho más reconocerlas cuando tengo una cámara compacta en las manos, pero viendo el diseño de la Stellar II por lo menos, estoy casi seguro, me plantearía mucho el fotografiar igual que si tuviese una compacta en las manos, como la misma Sony RX100 por ejemplo. Sólo la empuñadura de madera, por si sola, basta para reflexionar durante unos instantes sobre lo que vamos a fotografiar. ¿Es eso suficiente para pagar el sobreprecio de la Hasselblad respecto de la Sony?

StellarII-olive-front-black_revela2estudio
Hasselblad Stellar II Acabado Olivo

Imaginarás, sólo viendo el nombre del fabricante, que este es un producto caro, de hecho cuesta 1650€, más de 1000€ por encima del precio de la Sony original, diferencia sólo justificada por un estuche de lujo, el acabado en titanio, un leve rediseño y, como emblema, la empuñadura añadida de madera o fibra de carbono disponibles en cuatro acabados. Todos los demás componentes son exactamente iguales, sensor de 20 megapíxeles, objetivo Carl Zeiss 28-100mm, Wi-fi integrado, etcétera.

Hasselblad-Orange-Stellar_Front_black_revela2estudio
Hasselblad Stellar II “Special Edition” Naranja

Si bien las cámaras de medio formato de Hasselblad, son herramientas, caras pero comunes, de la rutina diaria de trabajo de muchos fotógrafos que los usan con criterios comerciales o técnicos esta cámara, aun siendo su base de las mejores del segmento, no supone un cambio cualitativo respecto a otras propuestas. Ahora bien, si eres fiel seguidor de la marca, tienes una Triumph Thruxton aparcada en tu garaje, valoras la exclusividad, o tu manera de pensar en fotografía exige cierta maduración esta puede ser tu compacta.

Si te conformas con tener y disfrutar de la altísima calidad de la cámara original, por encima de cualquier otra valoración, y pagando un precio más que interesante, puedes echar un vistazo a los siguientes enlaces:

Nota de prensa de Hasselblad