Si me sigues regularmente, ya sabes que soy muy insistente cuando hablo sobre la composición; la considero como una de las más poderosas herramientas para crear imágenes memorables, probablemente sabes que ya he escrito anteriormente sobre la famosa regla de los tercios o sobre alguna de las técnicas de composición que utilizan los directores fotografía en el cine. Si no me conoces todavía y estás comenzando a fotografiar me gustaría decirte que la composición fotográfica, tanto con sus postulados formales como en la transgresión de sus normas académicas, hará más por tus fotografías que la mejor cámara que puedas adquirir.

Hace unos meses, una alumna me preguntó sobre la necesidad de tener que insistir tanto en la composición, y el conocimiento de sus técnicas, si yo mismo estaba animándola a romper las reglas. No encontraba el sentido de aprender todo eso para no aplicarlo después… Contesté que realmente sí estaba aplicando las reglas, variaciones y versiones de las mismas, no inmediatas al ojo quizá pero cuya fuerza y poder de atracción se rige exactamente por las mismas fórmulas, por la misma relación entre los elementos y su disposición dentro de la fotografía. Le dije que una buena composición, rompiendo las reglas, será fruto de la casualidad si no dominas la norma, no sabrás porqué esa fotografía tiene fuerza o gancho y te costará volver a conseguir un resultado similar. En cambio, una buena composición, no académica, consecuencia de tu acierto y criterio basado en el dominio de la materia, podrá replicada cuando desees, incluso de forma inconsciente, y te llevará a lograr resultados satisfactorios en un buen número de ocasiones.

El poder de la composición centrada. El ejemplo del cine de Wes Anderson.

Cuando comenzamos a estudiar composición enseguida aprendemos la regla de los tercios, sabemos que nuestras fotografías serán más potentes a medida que desplacemos el motivo principal del centro. Pero, ¿significa eso que una composición central sea siempre aburrida y carente de impacto? Desde luego que no.

Vamos a ver juntos el siguiente vídeo del misterioso usuario de Vimeo, Kogonada, basado en la filmografía del director Wes Anderson y seguimos hablando después. Sí, es otro vídeo donde el cine nos sirve como ejemplo visual y compositivo (pero no narrativo, ojo, aunque de eso hablaremos otro día).

¿Qué te ha parecido? La aparente sencillez de la composición centrada es el eje a partir del cual se construye el atractivo visual de las imágenes, de forma casi milimétrica los fotogramas se parten en dos mitades casi perfectas logrando un equilibrio y balance directos e impecables donde no caben la simplicidad ni el aburrimiento. Pero, seguro que ya te has dado cuenta, hace falta algo más que una composición centrada para atrapar nuestra atención e interés, ¿cual es la clave?

La simetría

Efectivamente, cada plano funciona gracias a la simetría implacable, como si del reflejo de un espejo se tratase. Ahí viven el gancho y el poder de cada una de estas imágenes donde una composición centrada pero descuidada en el orden de su envoltorio no habría tenido mayor interés.

Inténtalo y descubre la diferencia. Fotografía a alguna persona situándola en el mismo centro del encuadre después de haber buscado un fondo simétrico, (puertas, ventanas, arcos, maleza…) repite después la operación con un fondo enmarañado o sin equilibrio, en este último caso te costará más conseguir una imagen con la misma fuerza. Ese es el truco para que una composición centrada funcione a la primera: La simetría, encuéntrala y tendrás una buena base para conseguir una fotografía más atractiva e impactante.

Puedes compartir tus logros en la sección de comentarios o escribir cualquier consulta. ¿A que esperas? Contesto todos lo comentarios.

VIA Colossal
FUENTE Kogonada
Isra
Fotógrafo profesional desde 2005, comencé a estudiar fotografía a los 19 años, estropeándome la ropa con revelador y discutiendo sobre la belleza del grano de la TRI-X 400. En el tránsito hacia la fotografía digital mantuve la costumbre de observar mucho y disparar lo necesario. He desarrollado mi trabajo en diferentes especialidades reportaje, estudio, interiorismo, producto, industrial, visitas virtuales...
  • memphys98

    la mal llamada regla de los tercios no es ninguna regla ni fórmula maravillosa, tan sólo es una de tantas proporciones agradables a nuestro modo de ver. Al igual que lo es la simetría (50/50), la proporción áurea, la simetría dinámica, la proporción cordobesa, la proporción de pareto, etc… una proporcion no es mas que na relacion matematica,por eso digo que no es una regla.como se llama ,no lo se ,pero si se cono no se llama.

    • Revela2 Estudio

      Hola Memphys98,

      ya veo que sabes leer, y copiar y pegar párrafos de los artículos de fotografodeviajes.es Felicidades. Te recomiendo que sigas leyendo hasta el final ese mismo artículo, los comentarios de los lectores también son muy interesantes y podrán darte otros puntos de vista, además algunos argumentan realmente bien su opinión.

      Saludos.

  • memphys98

    regla de los tercios??no es ninguna regla..tiene que ver con proporcion armonica pero no es una regla

    • Gustavo

      Es un nombre referencial sabiondo. Se usa como referencia academica “la regla de Los tercios”, regla, medida, patron, referencia…

      • Revela2 Estudio

        Hola Gustavo,

        Muchas gracias por tu intervención, las críticas son buenas, aceptadas y bien recibidas siempre que se aporten alternativas o argumentos. Hay personas que no terminan de entenderlo.

        Un abrazo.

    • Revela2 Estudio

      Hola Memphys98,

      como dice Gustavo, “regla de los tercios”, es el término común por el que se conoce en el mundo de la fotografía a este patrón, proporción, consejo, referencia, norma, indicación, o como lo quieras llamar. Ya me hubiese gustado a mí ponerle el nombre a algo, pero desde que se lleva estudiando fotografía “regla” es el término más usado, no es cosa mía. No has mencionado alternativa alguna, pero si quieres proponer una expresión más adecuada estoy abierto a sugerencias, ¿te parece bien, por ejemplo, “lo que anteriormente era conocido como regla de los tercios?

      Por cierto, ¿proporción armónica? o ¿proporción áurea? Una imagen puede ser un maravilloso ejemplo de razón áurea y, sin embargo, carecer de armonía estética, y mostrar desequilibrio de colores y texturas, además del motivo.

      ¡Saludos!

  • ObjetivoImaginario

    Yo casi diría que la composición es un 80% de la fotografía. Muchas veces nos preocupamos en exceso en conseguir la exposición perfecta olvidando que son otras cosas las que hacen que el espectador mantenga su mirada en nuestra fotografía…

    • Revela2 Estudio

      Hola ObjetivoImaginario,
      no sé si un 80%, quizá más o quizá menos, soy incapaz de definir cual es la importancia exacta de la composición en la fotografía pero siempre he pensado que una excelente exposición con una composición fallida no atrae ni emociona tanto como una gran composición con una exposición deficiente. Luego está el contenido, claro.

      Muchas gracias por tu aporte.

      Un saludo,

      Isra.

  • Un gran artículo, merece la pena profundizar en composición. No solo por mejorar como fotógrafos y entender una foto, si no porque el cine se disfruta el doble cuando percibes detalles como los que comentas.
    Un saludo!

    • Revela2 Estudio

      Hola Javier,
      muchas gracias por tu visita de nuevo. No diré que la composición está olvidada dentro de los temarios de la fotografía pero quizá queda en segundo plano respecto a la exposición cuando deberían estar al mismo nivel. Como dices, cuando se comprende algo bien se disfruta mucho más y nos permite ser más creativos.
      Un abrazo!