¿Cómo fotografiar conciertos? Saber desenvolverse en el formato acústico.

Hoy voy empezar a escribir una serie de entradas sobre la fotografía de conciertos que iré publicando en sucesivas entregas, en ellas hablaré de aspectos estrictamente técnicos, o formales, pero también de otro tipo de temas más indeterminados quizá aunque directamente relacionados, y que pienso que pueden ser igualmente interesantes.

Nuestra manera de actuar o desenvolvernos durante un concierto puede ser una de las claves para determinar el éxito o fracaso del trabajo que realicemos y no simplemente por una cuestión de ángulo, cercanía a los artistas, o composición sino por la interacción con los demás y su espacio percibido. Si nuestra inexperiencia nos lleva a descuidar una serie de normas básicas probablemente alguien pueda llamarnos la atención o hacer que el artista se sienta incómodo con nuestra presencia frente al escenario; seguramente eso es algo que no buscaremos a propósito, ¿verdad?

aristides-moreno-shinco-subirats-fotografo-02

Infórmate siempre sobre cual será tu sitio en el escenario y sobre tus obligaciones.

La observación de las normas básicas no significa que debamos tener un guión preestablecido y cumplirlo a rajatabla, no es lo mismo fotografiar un concierto de rock, que un concierto acústico. En el primero, probablemente podremos permitirnos alguna “licencia” y cierta flexibilidad (siempre cumpliendo con las normas que nos ponga la empresa promotora o el propio grupo), algo que de ninguna manera podemos intentar en un concierto acústico especialmente si es un solista el único músico sobre el escenario y si la actuación va a ser grabada en vídeo o audio.

Sea cual sea el tipo de concierto que vayas a fotografiar te recomiendo llegar con antelación más que suficiente antelación, para ir estudiando las luces, el escenario o el posible tiro de cámara, y para hablar con la persona encargada de la organización del evento que será quien te advierta sobre posibles normas o te indique si tendrás limitación de tiempo y espacio de trabajo. No olvides hablar también con los demás profesionales que pueda haber a tu alrededor, cámaras de televisión, técnico de sonido, de luces, etcétera.

aristides-moreno-shinco-subirats-fotografo-03

Durante el acústico, consejos para facilitarte el trabajo.

Las fotografías que ilustran esta entrada fueron tomadas en marzo de 2013 con motivo de la grabación en directo, para formato CD-DVD, de Shinco, el último trabajo del siempre genial artista canario Arístides Moreno. La grabación tuvo lugar en una de las salas del auditorio Alfredo Kraus, en Las Palmas de Gran Canaria, un recinto de capacidad media especialmente preparado para eventos de este tipo, con un amplio escenario pero no muy alto. Fue una actuación acústica donde el artista en solitario se enfrentó con el público y con la presión de tener que dar todo de sí mismo para que el resultado tuviese fuerza y brillo; no había posibilidad de repetir la toma.

Como comenté anteriormente, los trabajos de estas características están sujetos a ciertas reglas que un fotógrafo tiene que observar y cumplir, incluso aunque nadie nos las indique explícitamente. Al ser una actuación grabada en vídeo a varias cámaras, el espacio natural de un fotógrafo de conciertos, delante del escenario o en el foso de seguridad, debe quedar totalmente despejado para no interferir o cruzarse en el tiro de cámara; limitación que nos obliga a permanecer siempre tras las línea de vídeo y disparar con teleobjetivos, en este caso usé un Canon 70-200 f/4L IS cuya longitud focal máxima era más que suficiente para la mayoría de los planos que tenía que hacer, para algunas tomas más generales utilicé un gran angular Canon 17-40 f/4L que me sirvió para completar el reportaje.

aristides-moreno-shinco-subirats-fotografo-05

En este concierto acústico, y en la mayoría de los que puedas fotografiar, es imprescindible respetar la concentración del artista y no moverse continuamente para evitar que pueda distraerse con una sombra que cambia de posición frente a él. Hay que tener en cuenta que, en una sala donde el público permanece sentado, cualquier movimiento o cambio de sitio se hace muy evidente, incluso aunque la grada permanezca en penumbra. Es fundamental, entonces, aprovechar las pausas entre canciones y los diálogos del cantante con el público para cambiarnos de lado o buscar un tiro de cámara diferente dentro de la sala. Si llevamos ropa oscura pasaremos todavía más desapercibidos, si te has fijado alguna vez, la mayoría de fotógrafos o operadores de cámara que acuden a eventos similares llevan de color negro o azul marino precisamente para no llamar la atención de los músicos ni la del público.

aristides-moreno-shinco-subirats-fotografo-08

Por último, y probablemente te parecerá una chorrada, en un espacio cerrado y de buena acústica como un auditorio el sonido del obturador de nuestra cámara, y más fuerte el del espejo al levantarse, puede escucharse perfectamente en aquellos momentos en los que el volumen no sea muy alto e incluso colarse por los micrófonos situados para captar el sonido ambiente, seguro que no querrás que el técnico de sonido se acuerde de ti. Para evitarlo, no olvides disparar preferiblemente en los momentos álgidos y evita utilizar el modo ráfaga.

aristides-moreno-shinco-subirats-fotografo-12

Isra
Fotógrafo profesional desde 2005, comencé a estudiar fotografía a los 19 años, estropeándome la ropa con revelador y discutiendo sobre la belleza del grano de la TRI-X 400. En el tránsito hacia la fotografía digital mantuve la costumbre de observar mucho y disparar lo necesario. He desarrollado mi trabajo en diferentes especialidades reportaje, estudio, interiorismo, producto, industrial, visitas virtuales...
  • José Luis Marrero Medina

    Estupendo trabajo el de este concierto, y buen artículo para ir empezando, pero… ¿qué buscas cuando tienes que fotografiar un espectáculo?, ¿realizar un trabajo editorial para tu cliente, casi como un fotógafo de prensa, esmerarte un poco más y además captar los mejores momentos y escenas que nos ayuden a rememorar ese concierto, o me voy a lucir mi equipo, es decir hasta cuanto ISO puedo tirar y hasta que límite puedo hacer un angular o un tele para que cuando se vea la foto se note que hay un buen equipo detrás, o y este es el que mas me flipa, a tu bola, yo no hablo con nadie y me centro en hacer las fotos que a mi me gustan, por eso me han contratado, aunque sea un detalle de los zapatos del artista?… ahí queda eso… salu2

    • Revela2 Estudio

      Cuando tengo que fotografiar un espectáculo le doy prioridad a lo que el cliente me pide, que tipo de planos necesita o cual será la finalidad de las fotografías (nota de prensa, documentación gráfica, etcétera). Si el cliente no lo tiene muy claro hago el reportaje más completo posible, es decir, las fotos que sé que son esenciales y el cliente va a poder utilizar en cualquier circunstancia, y aquellas en las que me tomo ciertas “licencias artísticas”. Un reportaje donde sólo se vea “foto de autor” puede ser bellísimo, sin duda, pero fallido de cara al objetivo final. Intento que el equipo no aparezca en la foto cuando no hay justificación para ello, no debe “verse” en la foto por encima de lo retratado; en un concierto no tiene mucho sentido usar un ojo de pez en un escenario de 6 metros cuadrados, por ejemplo.

      • José Luis Marrero Medina

        Perdón, he picado en la banderita superior derecha y por lo visto es que es para indicar inapropiado, es un error, la curiosidad me pudo… y no puedo deshacerlo, disculpa.