¿Cómo comprar una cámara digital? Y acertar.

Varios de nuestros alumnos y amigos que se inician a la fotografía en Revela2 Estudio nos piden a menudo consejo sobre que cámara fotográfica comprar, sobre que marca es mejor, o respecto a las diferencias entre unos modelos y otros. La respuesta nunca es la misma pues depende absolutamente de las expectativas e intereses de quien hace la consulta pero sí existen una serie de factores comunes, o preguntas que hacernos, y que deberíamos tener en cuenta para evitar tomar una decisión precipitada de la que arrepentirnos posteriormente.
Antes de ver esos factores, simplificaré mucho para mencionar las cinco categorías de cámaras digitales, excluyendo las técnicas (respaldos de medio y gran formato, panorámicas, etcétera), que podemos encontrar en el mercado:

xperia-z3-revela2-estudio

1. Teléfonos móviles: Seguro que tienes uno en el bolsillo, ¿verdad? Actualmente, a pesar dela publicidad de los fabricantes, la limitación como máquina fotográfica de los mismos es muy grande tanto por tamaño de sensor, como comportamiento en condiciones difíciles de iluminación y longitud focal.

2. Compactas: De bolsillo, son las más pequeñas, económicas y manejables, algunas tienenla posibilidad de ejercer el control manual de la exposición. Están muy limitadas en cuanto a luminosidad, resolución y longitud focal, entre otros. Aquí puedes ver una recomendación de las 5 mejores compactas de 2014-2015.DMC-LX7-revela2estudio

3. Compactas Avanzadas y Bridge: Son dos tipos de cámaras diferenciadas que configuran el siguiente paso, tienen mayor luminosidad, resolución y un mayor rango focal (las bridge), que las anteriores pero siguen estando limitadas para usos más avanzados.PowerShot-G16-revela2-estudio

4. Evil, también conocidas como micro cuatro tercios o réflex sin espejo: La mayoría de estascámarastienen características muy superiores a todas las anteriores, las ópticas son intercambiables y nos dan la posibilidad de hacer un uso completamente avanzado de las mismas. Su principal ventaja respecto a una réflex es un tamaño y peso más contenidos.

sony-nex-7-revela2estudio

5. Réflex: Son las cámaras de uso común entre los profesionales y la aspiración de muchos principiantesy aficionados de alto nivel. Técnicamente nos permiten, en función de los objetivos y accesorios, abordar la fotografía pudiendo ejercer un mayor control sobre nuestras imágenes y la calidad de los archivos generados.Nikon-D810-revela2estudio

 

No hay que olvidar que en todos los segmentos hay categorías y calidades así que una vez tomada la decisión sobre el tipo de cámara que necesitas conviene estudiar diferentes marcas y modelos. Por ejemplo, hay compactas de gama alta cuya calidad de imagen puede llegar a ser superior a las de categorías supuestamente superiores.

Ahora bien, ¿qué necesito? ¿qué tipo de fotos voy a hacer? ¿Vídeo? ¿Qué tipo de cámara digital comprar?

Si vas a seguir nuestro curso gratuito, o cualquier otro, con la intención de mejorar tus fotografías y poder llegar un poco más lejos te recomiendo sin duda que elijas entre una Evil y un Reflex, apostando más por estas últimas si te ronda la idea de profesionalizarte (aunque no olvido que hay excelentes cámaras micro cuatro tercios usadas con éxito por fotógrafos profesionales).

Independientemente a lo anterior, y como regla general, adquirir un bien de consumo que va mucho más lejos de nuestras necesidades reales, o habilidades adquiridas, puede ser decepcionante; claro que también sucede lo mismo si se nos queda corto. La fotografía no es una excepción. Por ejemplo, comprar una cámara réflex pensando que, por si sola, nos hará mejores fotógrafos puede ser una experiencia frustrante que podría acabar con la cámara anunciada en una página de anuncios clasificados en pocas semanas. De igual manera, gastarnos más dinero en un móvil pensando que será un buen sustituto para esa compacta que en tantos viajes y ocasiones nos ha acompañado quizá acabe en desilusión.
Tenemos que preguntarnos, si nuestra intención es la de profundizar creativamente en el fantástico mundo de la fotografía, y seguir avanzando, o si sólo deseamos capturar algunos momentos ocasionales; si vamos a fotografiar, por ejemplo, más paisajes que interiores, o escenas deportivas; si estamos dispuestos a cargar con mucho peso o si preferimos que la cámara nos quepa en el bolsillo.

¿Necesito el mayor número de megapíxeles posible?

Aunque la deriva publicitaria de las marcas nos intenta hacer creer que a mayor número de megapíxeles mejores fotos haremos esa carrera por la cifra más alta no es determinante en absoluto, a pesar de que suele ser lo primero que miramos y se considera como uno de los factores de mayor peso para tomar una decisión de compra. Si no tenemos intención de imprimir nuestras fotografías a gran tamaño o de dar a la cámara un uso profesional en algún momento optar por la resolución más alta puede ser contraproducente. Necesitaremos más tarjetas de memoria y capacidad de las mismas, un sistema de “backup” igualmente grande y un ordenador que esté a la altura y sea capaz de manejar, con fluidez, los archivos fotográficos, especialmente si optamos por cámaras réflex

¿Y los objetivos?

Cuando se opta por una EVIL o réflex, la mayoría de los fotógrafos solemos estar de acuerdo en recomendar a los principiantes que busquen un cuerpo de cámara de características básicas o medias y se preocupen de ir invirtiendo en buenos objetivos, luminosos y con cristales de calidad. Nos ayudarán a mejorar nuestras fotografías y son una inversión rentable ya que, bien cuidados, pueden durarnos años y seguir funcionando como el primer día. Además su devaluación a la hora de venderlos es siempre menor que la de los cuerpos de cámara, cuya rotación en el mercado de novedades fotográficas es muy rápida. Te ayudará mucho más una réflex de gama media con buenos objetivos que una réflex de gama alta con lentes de baja calidad. Ten en cuenta que los objetivos son los que pueden darte o quitarte luminosidad, que tus fotos se vean nítidas o “blandas” y que el enfoque sea más preciso o más difícil de conseguir.

Si estás decidido a comprar una cámara compacta tendremos que fijarnos casi exclusivamente en la luminosidad del objetivo incorporado y en el rango focal óptico del mismo. Los fabricantes pueden intentar “engañarnos” con extraordinarios zooms digitales que no son más que recortes realizados por el software interno de la cámara a partir de la mayor longitud focal óptica disponible.

¿Cuál es mi presupuesto? ¿Me hará falta algo más que la cámara?

Con las primeras preguntas resueltas será interesante concretar cuanto dinero podemos gastarnos y tener en cuenta que habrá una serie de gastos añadidos imprescindibles, como las tarjetas de memoria y probablemente una bolsa o funda, y otros accesorios como el trípode, un flash, los filtros, etcétera.
Es la hora de probar y decidirse.
No hay consejo, ni nada mejor, que te ayude a decidirte por una cámara que el poder tocarla, ver como funciona en directo, comprobar su ergonomía y percibir si se adecua a tus pretensiones como fotógrafo.
Si alguna ventaja le sigue quedando al comercio de calle es la posibilidad de ir y solicitar que te dejen ver la cámara que te gusta en directo y pedir al vendedor alguna recomendación o información sobre alternativas que puedan ser de tu interés.

¿Cuál sería tu tipo de cámara preferido? Puedes dejar tus comentarios y dudas más abajo.

  • Daniel

    Hola. Tengo intención de comprar una cámara para iniciarme en el mundo de la fotografía, pero soy incapaz de decidir si ésta ha de ser una compacta avanzada o no me queda más remedio que optar por una réflex de gama media para cubrir mis espectativas.
    Había estado mirando con mucho interés la Canon G1 X Mark II y, en el fondo, quizá mi duda principal sea hasta qué punto es cierto lo que he leído por ahí sobre que la calidad que puede alcanzar es comparable a la de algunas réflex de iniciación.
    El precio (con la compacta no se me disparará la inversión en accesorios) es importante para mí en estos momentos, así como la portabilidad, ya que por la vida que tengo actualmente dispongo de muy buenas y muy variadas oportunidades de conseguir fotos interesantes en casi cualquier momento, y una réflex no cabe en el bolsillo de un abrigo. Las fotografías serán además muy variadas: campo y ciudad, paisajes, retratos, composiciones artísticas premeditadas… También me interesa especialmente el cielo estrellado, ya que hago frecuentes salidas de observación con un telescopio. Lo de la astrofotografía es otro tema que llegará cuando tenga que llegar, así que no me importa en absoluto que la compacta no pueda acoplarse al telescopio.
    Bueno, siento estar enrollándome como las persianas. El resumen es la pregunta que planteé antes: ¿puedo sacar el mismo jugo, o casi, a una cámara como la G1 X Mark II que a una réflex de gama modesta? ¿me arrepentiría finalmente de mi elección ya que acabaría comprobando que la calidad de las imágenes no pueden compararse en realidad? Lo ideal sería tener ambas cámaras, claro, que son del todo complementarias, pero por algo hay que empezar y tengo la sensación de que la compacta me daría mucho más juego ahora al principio por el hecho de poder estar dándole caña casi a tiempo completo.
    Sin más, muchísimas gracias y ánimo con el blog, que es y será de gran ayuda para mucha gente, entre los que yo me cuento. ¡Un saludo!

    • revela2estudio

      Hola Daniel,

      mucha gracias por tu comentario y por las palabras de ánimo, siempre vienen bien y es un estímulo saber que las respuestas y los artículos son útiles para vosotros.

      El salto más importante entre una compacta y un DSLR APS-C es el tamaño del sensor, en el caso de la G1 X MK II la diferencia se reduce considerablemente ya que monta uno de los sensores más grandes entre las cámaras compactas aunque aun así todavía puede haber alguna desventaja en el tema del ruido por ejemplo.

      La calidad que puede alcanzar una cámara, por mucho que los fabricantes nos vendan cifras, es directamente proporcional a la pericia de quien la esté manejando, a su ojo fotográfico, a su capacidad para anticiparse a los acontecimientos, o a su habilidad para ver donde otros no encuentran nada. ¿Qué con la G1 X II podrás contar grandes historias? Desde luego y lo mejor de todo es que esta cámara además te permitirá hacer grandes copias en papel que es lo que cuenta ;-)

      El cielo estrellado es lo que veo un poco más complicado, no por no poder conseguirse con una compacta sino por ciertas carencias que pueda tener como herramienta (dificultad para el enfoque manual o o falta de detalle y aparición de ruido cuando hay que subir la sensibilidad). No obstante se puede hacer y te animo a ello, seguro que te sorprendes.

      La G1X MK II es robusta, aguanta muy bien un uso continuado y si te gustan los colores ligeramente saturados directamente en el jpg estarás encantado con el resultado (en caso contrario, también puedes acceder al menú y regular la saturación).

      Volviendo a lo anterior, me preguntas si le podrás sacar el mismo jugo que a una réflex modesta. Leyendo todo lo que me has contado tengo que decirte que le sacarás más jugo que a una réflex modesta. Buscar portabilidad, tener la cámara siempre a mano, rapidez, utilizarla en muy diferentes condiciones, en definitiva una cámara para un uso exhaustivo… de una persona que parece que tiene interés en reflejar cuanto tiene alrededor de una manera activa, ágil y curiosa. Creo que ahora mismo una réflex sería un lastre para ti, una herramienta que podría limitar tu creatividad en este momento que estás atravesando… puede que más adelante el cuerpo te pida una, como tu dices, para complementar lo que tienes, pero eso será en otro momento.

      Cuando tengas tu G1 X II pásate por aquí y nos dejas un enlace a tu galería.

      Un abrazo,

      Isra

  • Antonio

    Estoy buscando una réflex de gama media, pero me encuentro que en estos precios casi ninguna cámara tiene micro ajuste de foco, aunque no sé hasta que punto puede ser importante esta característica, pienso que a la hora de usar un objetivo muy luminoso con el diafragma muy abierto y muy poca profundidad de campo puede ser muy importante para corregir problemas de back/front focus.

    En Nikon ni las D3x00 ni las D5x00 lo tienen, hay que ir a las D7x00, y en Canon las 7x0D tampoco, hay que ir hasta la 70D (creo) que ya son todas cámaras más caras.
    ¿Merece la pena ir a por una cámara más cara sólo por esta característica?

    Para un fotógrafo profesional que usa y prueba muchas cámaras y objetivos como es Tú caso, ¿es algo que uses con frecuencia o más bien algo que no has necesitado nunca?

    Otra opción sería la Pentax KS2 que está en el mismo rango de precios y sí tiene micro ajuste de foco (aparte de cuerpo sellado, pentaprisma con cobertura del 100%…), ¿la conoces?, ¿crees que es una cámara interesante y con calidad de imagen a la altura de sus competidoras de Canon y Nikon?

    Por su construcción las cámaras sin espejo no necesitan micro ajuste de foco, ¿es así?, el problema es que las que me gustan, que son la Sony A6000 y la Fuji XT1 y XT10, tienen unos objetivos muy caros, mientras en Canon, Nikon y Pentax hay muchas opciones, aparte de los objetivos de la propia marca, con una calidad aceptable a precios interesantes como Sigma, Tamron, Tokina, etc… en las sin espejo cada objetivo que quieras añadir al equipo vienen a ser unos 1.000 € más o menos sin la posibilidad de usar otras marcas salvo algunos Zeiss caros y algunos Samyang de focales fijas y enfoque manual.

    También he visto comentarios por internet, que no sé si son representativos o fiables, que parecen indicar que las Fuji tienen un alto porcentaje de unidades defectuosas y un mal envejecimiento…. ¿Entre todas cual piensas que son las marcas más fiables?

    Como ves son muchas mis dudas y es que cuando el dinero no abunda hay que afinar mucho ;-)) Muchas gracias por tu ayuda y, una vez más, enhorabuena por este magnifico blog.

    • Revela2 Estudio

      Hola Antonio,
      muchas gracias por tu confianza para escribir una consulta tan extensa, espero ser de ayuda y, sobre todo, no dejarme nada atrás.

      Te contaré mi experiencia personal, pero es sólo eso, no puede extenderse a todos los fotógrafos. Trabajo habitualmente con dos EOS 5D MK II, compradas en sitios diferentes y en fechas diferentes. Nunca he tenido que usar el microajuste del foco en ninguna de las dos y eso que, en su momento, era un “obseso” del enfoque, hice varias pruebas para encontrar el back o front focus y no apareció con ninguno de los objetivos que utilizo. El autoenfoque de estas cámaras es malo (les cuesta encontrar foco en determinadas condiciones y circunstancias, aunque este es un problema diferente) pero una vez logrado lo clavan en su sitio. Me gusta disparar con diafragmas muy abiertos y nunca he tenido que hacer esos ajustes. Puede que haya tenido “suerte” si es que ese factor puede permitirse participar en cámaras que hoy Canon considera como “profesionales” (no tenían tal categoría cuando empezaron a comercializarlas). La aparición de back o front focus puede tener múltiples orígenes, puede suceder con unos objetivos y no con otros… no diré que es una lotería pero nunca se puede tener la seguridad de si el problema aparecerá o no. Fuera del equipo que utilizo habitualmente, este es un fallo que me he encontrado pocas veces, en los equipos de algunos compañeros o alumnos. He visto 5D MK II con ese problema, algunas Nikon, o Sony en combinación con ciertos objetivos… pero también, en muchas ocasiones, el error no era mecánico sino humano (falta de precisión, pulso inestable, etcétera). Personalmente, esa función no es decisiva para mí a la hora de comprar una cámara.

      Llegado el caso, estando la cámara en garantía el servicio técnico debería ser capaz de realizar el ajuste en condiciones.

      La Pentax K-S2 es una cámara interesante con una más que respetable calidad de imagen dentro de los sensores APS-C, quizá equivalente al de las Nikon o Canon de su misma categoría o precio pero no mejor. Me arriesgo a que los pentaxeros me tiren piedras pero en la mano me pareció una cámara incómoda y de diseño un poco estrafalario (ojo, que las 5D también son feas :-D). Relación calidad precio de los objetivos propios de la marca un poco justa aunque podrías ir a los Samyang, Tamrom o Sigma. Como opción de futuro (si quieres ampliar equipo más adelante), prefiero otras opciones.

      Las “sin espejo” no están exentas de errores de back o front focus, también pueden sufrilos, aunque en bastante menor medida, eso es cierto. Más que la construcción en si misma, la diferencia está en los sistemas de enfoque empleados y en que la luz, desde que atraviesa el objetivo, sigue un proceso completamente digital en vez de óptico-digital. Todavía no tengo una “sin espejo” pero si muchas ganas de adquirir alguna. Fuera de Canon y Nikon los objetivos tienden a ser más caros, siempre ha sido así pero ahora hay muchas opciones muy válidas. Quizá Fujifilm tiene menos opciones pero la calidad de sus mejores lentes está fuera de duda a un precio mejor que el de los equivalentes “pata negra” de las grandes marcas. Seguramente debería prever que uso le darás a la cámara y que posibilidades existen de que tengas ganas de ir ampliándolo. Los objetivos pueden durar muchísimos años y suelen ser una inversión más amortizable que un cuerpo de cámara.

      Lo de “marcas fiables” en esta época está muy en el aire, Nikon, Canon o Sony, tienen una calidad de construcción envidiable, con cámaras preparadas para darles un buen trote (según modelos) pero de vez en cuando llegan problemas de defectos en algunas series (las famosas manchas de aceite, flares, etcétera). También he leído algún comentario suelto acerca del envejecimiento prematuro de las Fujifilm pero no he podido comprobarlo personalmente, amigos con algunas de estas cámaras tampoco me han comentado nada al respecto. La XT10 no está sellada, por ejemplo, puede que los problemas vengan por ahí, pero no creo que sea algo generalizado.
      Canon, Nikon, Sony, Olympus, Fujifilm, Pentax…, son todas compañías de gran solvencia, quizá las tres primeras son las que construyen los cuerpos más resistentes. Una de las teóricas ventajas de las “sin espejo” es que su obturador, al no ser mecánico, prolonga la vida útil de la cámara.

      Para presupuestos muy ajustados creo que no hay nada mejor que una Nikon D3200 (o D3300 por unos 80€ más), son réflex de entrada al segmento pero que superan con mucho a las de entrada de cualquier otra marca. Para modelos más avanzados tendría que conocer el presupuesto disponible :-D

      Espero haberte ayudado; no dudes en seguir preguntando cuanto necesites.

      Si te resulta interesante la respuesta, te agradeceré que compartas este artículo en tus redes sociales. Un pequeño empujón para el blog ;-)

      Un cordial saludo,

      Isra.