logo-xseries-fujifilm

Fujifilm X-Series, ¿moda pasajera o alternativa seria?

Probablemente estarás pensando que soy otro más de los que se sumará a la “moda” del cambio hacia el sistema sin espejo, Fujifilm X-Series o al de alguna otra marca que están pisando los talones a los gigantes con pies de barro en los que se han convertido Canon o Nikon. Puede que tengas razón, pero mis motivos están bastante bien fundados, y más que una moda, existe la sensación generalizada de que nuestras marcas de referencia durante años ya no están haciendo las cosas como esperamos.

Toda mi “vida fotográfica” a estado ligada a Canon principalmente, desde los tiempos del proceso químico he permanecido fiel a la marca, primero por ser un fabricante conocido para mí, en mi casa siempre había alguna Canon y después por ir aprovechando los objetivos del sistema EOS. Nunca he sentido que optar por Canon supusiese un límite a la hora de hacer mis fotografías, más bien al contrario, me ha permitido disfrutar de los muy buenos objetivos de la serie L y de otras lentes fijas que sin ser L también merecen un aplauso. Pero cuando compré la 5D Mark II, no lo hice tan convencido, quería una “full frame” por resolución y calidad del sensor, y en 2008 Canon y Nikon seguían mirando muy por encima del hombro a sus competidores; la posibilidad de grabar vídeo, con las características que todos ya conocemos, terminó por decidir la balanza a favor de la compra pero, aunque es una cámara formidable, hay cosas que me siguen fastidiando con el tiempo, a saber:

  • El ridículo número de puntos de enfoque, y todos apiñados en el centro, es uno de los aspectos que más me molesta (aunque uno aprende a convivir con ello y acaba clavando el enfoque en la mayoría de ocasiones, a costa de sacrificar la composición de vez en cuando). Tampoco ayuda que el enfoque en condiciones de luz escasa sea bastante dificultoso.
  • El diseño es, digamos, “pobre” para una cámara de esta categoría (aunque Canon se empeñase durante mucho tiempo de excluirla de su categoría profesional), casi indistinguible, para el profano, de los cuerpos de entrada básicos al segmento de las réflex.
  • Ver como otras cámaras de la marca, teóricamente inferiores, que iban sucediéndose, incorporaban mejoras y prestaciones que superaban a su hermana mayor.

En 2012 Canon anunció la 5D Mark III que supuso una mejora en el enfoque (61 puntos esta vez), mejor rendimiento a ISOs altos y rediseño del cuerpo (redondeo diría yo), que para muchos no era suficiente, sobre todo, teniendo en cuenta que a estas alturas los demás fabricantes habían trabajado muy duro para ponerse a la altura de lo que los consumidores demandaban.

Está prevista la llegada, en la primavera de 2015, de la nueva 5D Mark IV, ¿cumplirá las expectativas? Mucho me temo que Canon va a seguir ordeñando la misma vaca, un poco más gorda y más lustrosa quizá, pero la misma; espero equivocarme. A lo mejor, la verdadera novedad, innovación, o vanguardia, venga de la mano de un modelo completamente nuevo, como la EOS 3D, que tanta rumorología está suscitando pero, hasta entonces, la sensación general es la que de que Fuji, Sony y Olympus, como punta de lanza, están avanzando a grandes pasos y, lo que es mucho más importante, están entendiendo a los clientes, escuchándoles y ofreciendo mucho más por menos dinero.

¿Vuelta al formato APS-C?

Este es el punto más conflictivo, y que más inconvenientes puede suponer, a la hora de dar el paso hacia un sensor con factor de recorte; menor resolución, rendimiento “teóricamente no tan bueno en ISOs altos, desenfoque o bokeh menor para una misma longitud focal y apertura de diafragma. Cada fotógrafo debe valorar que tipo de trabajo hace, cual es su clientela potencial y que le demandan exactamente o, en su defecto, intentar saber hacia donde quiere llevar su fotografía. Hoy por hoy, mi cliente medio no me demanda tanta resolución, ni yo necesito manejar archivos tan grandes como los que me da la 5D Mark II. En cambio, me hace falta equipo más ligero y compacto que no vaya anunciando que llega el fotógrafo, cómodo de llevar y rápido de usar, lentes luminosas, de calidad y nítidas a precio interesante, un diseño que me haga recordar el porqué hago fotografía, y la posibilidad de darme el capricho, de vez en cuando, de disparar en jpg y tener un archivo acabado sin necesidad de editarlo en lightroom o photoshop, entre otros factores.

fujifilm-xseries

 ¿Cubre las necesidades de la fotografía profesional?

No todas, está claro, si fuese fotógrafo deportivo, por ejemplo, ni me plantearía el cambio, todavía no existen ópticas lo suficientemente largas para la serie X de Fuji como para abordar esta especialidad con garantías. A pesar de eso cubre sobradamente un amplio rango de especialidades, siendo el reportaje (de cualquier tipo) donde estas Fuji son auténticas ganadoras. Probablemente la mayor carencia de Fuji, ahora mismo, estriba en no de tener un sistema de flashes autónomos propios tan solvente como el de Canon o Nikon, nada realmente preocupante sabiendo que tenemos a nuestra disposición un buen abanico de alternativas y la posibilidad de sincronizar a una velocidad de ¡hasta 1/800! (mi 5D sólo llega hasta 1/200).

¿Cuál es el futuro del mercado?

Algunos grandes gurús de la fotografía, como Zack Arias (muy recomendable este artículo), apuestan decididamente por este formato, afirmando que muy pronto empezaremos a ver sensores “full frame” en estas réflex sin espejo, y resoluciones equivalentes a las que nos ofrecen las DSLRs de mayor categoría. Es en este caso cuando Nikon y Canon necesitan urgentemente un cambio de rumbo y poner a funcionar, a pleno rendimiento, toda su maquinaria industrial para no verse superados en un breve lapso de tiempo. Necesitan ideas nuevas y adaptarse con velocidad a la demanda actual. Hasta ahora hemos bailado al son de los intereses comerciales de estas compañías pero es ahora, cuando de verdad, tenemos muy válidas alternativas en el mercado.

Al hilo de este sentir, parece que Canon está tomando nota y hoy mismo se ha publicado de noticia de la compañía espera sacar en 2015 réflex sin espejo con sensores “full frame” (vía Petapixel) ¿Llegarán a tiempo de ofrecer cámaras tan interesantes como las de Fuji?

 

Quiero agradecer a mi amigo, Alberto, el que me haya dado involuntariamente la idea de escribir esta entrada.

Isra
Fotógrafo profesional desde 2005, comencé a estudiar fotografía a los 19 años, estropeándome la ropa con revelador y discutiendo sobre la belleza del grano de la TRI-X 400. En el tránsito hacia la fotografía digital mantuve la costumbre de observar mucho y disparar lo necesario. He desarrollado mi trabajo en diferentes especialidades reportaje, estudio, interiorismo, producto, industrial, visitas virtuales...
  • Antonio

    Gracias por estas muy interesantes reflexiones, aunque te preguntaría ¿por qué Fujifilm y no otras?. Me encuentro ahora tomando la decisión de a qué tipo de cámara ir. Soy un aficionado y, por lo tanto, no tengo las necesidades que un profesional, aún así tu artículo me hace plantearme si mi intención inicial, que era renovar mi muy antigüa reflex (Nikon D40) y complementar el equipo con una compacta avanzada, es la mejor.
    Estaba pensando que quizás una cámara como la Fuji X-T10 podría aportarme la calidad que quiero de una reflex y la portabilidad de una compacta… hasta que he “topado” con la Olympus E-M10 que con un objetivo 14-42 EZ “pancake” me daría la portabilidad que necesito y con otros objetivos la calidad (+-) de la reflex por un precio muy ajustado que puedo afrontar.
    Cierto que el sensor es micro 4/3, más pequeño que en la Fuji y tendría que trabajarme más los desenfoques / bokeh, pero no se puede tener todo, ¿o sí?
    Te agradezco sinceramente tus ideas y consejos, muchas gracias y saludos.

    • Revela2 Estudio

      Hola Antonio,

      Mi opinión acerca de las Fujifilm, si te digo la verdad, no obedece a ningún riguroso análisis técnico ni a datos objetivos que las pongan por encima de las Olympus o las Sony, por ejemplo. Es una opción personal, empujada por ese pequeño porcentaje irracional que acaba por decantar una opción por encima de las demás. La nueva A7R II de Sony es una auténtica bomba, muchas de las Olympus también lo son… Afortunadamente tenemos excelentes oportunidades en este mercado. Solo imaginar la nueva Sony con los objetivos “art” de Sigma me hace dudar de las Fujifilm pero ya estaríamos hablando de un conjunto de cámara-objetivo de mayor volumen y peso.

      Lo importante es que, cada vez más, el grupo de las “sin espejo” y los fabricantes “alternativos” están consiguiendo productos capaces de superar a las réflex y a las grandes marcas en muchos aspectos. Quizá te parezca que exagero pero el avance de estas cámaras es toda una revolución dentro de la fotografía digital, quizá silenciosa, pero no te extrañe que un futuro el desarrollo de las réflex se quede parado.

      Estoy deseando probar la nueva Fujifilm X-T10, parece que monta en mejor sensor y sistema de enfoque de la Serie-X y el precio del cuerpo (unos 800€) me parece un regalo.

      La E-M10 tiene muy pequeñas limitaciones en comparación con sus ventajas y su precio, con el “pancake” tienes en un bolsillo una cámara que te dará grandes alegrías. ¿Desenfoques? Acerca el punto de enfoque y no tendrás problema y, si te lo puedes permitir, el Zuiko 60 2.8 Macro es una delicia.

      No sé si he contestado completamente tu pregunta, en cualquier caso, si lo necesitas seguimos con la conversación :-)

      Saludos,

      Isra.

  • Alberto J. Espiñeira Frances

    Apuntas argumentos que dejan bien claro que no se trata de “ir a la moda” o de “postureo”. Que alguien como tú, que se dedica profesionalmente a la fotografía, siguiendo además, criterios de grandes referentes y autores hace que se confirme lo que muchos pensamos desde hace tiempo. Gran reflexión la que haces, Isra Subirats. Es un auténtico honor la referencia que haces a mi persona con respecto a la interesante entrada que compartes en tu página. Y más honor aún que me consideres un amigo. Algo que es mutuo. Un abrazo.

    • Gracias Alberto. ¿Tú ya estás cambiando tu equipo?